199
post-template-default,single,single-post,postid-199,single-format-standard,qode-social-login-1.1.2,stockholm-core-1.0.8,select-theme-ver-5.1.5,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
ROGER BALADA MARKETING DIGITAL BARCELONA COMMUNITY MANAGER Y REDES SOCIALES IGUALADA PLAN DE MARKETING NEGOCIO ONLINE OFFLINE VENTAS REMARKETING LINKEDIN ADS GROWTH INBOUND VIRAL SOCIAL SELLING MEDIA B2B BUSINESS DEVELOPMENT CAPTACION LEADS ESTUDIO MERCADOS ANALISIS DE LA COMPETENCIA

¿Marketing Digital? Sí… ¡Y Positivo por favor!

Si todas las veces que me he plantado frente a un proyecto de marketing digital me hubieran preguntado qué era lo que más me preocupaba, mi respuesta no hubiera sido elaborar, estructurar y definir todos los procesos –tan necesarios- de transformación, sino lograr que todos los implicados disfrutaran de los cambios que iban a llegar, que le vieran el lado positivo… ¿Los hay? No solo lo hay, es que el marketing digital o es positivo o pierde su esencia como tal.

 

Básicamente porque para hacer que un proyecto de marketing digital funcione no solo hay que discernir, descubrir e implantar estrategias y claves, si no que hay que hacer que conecte, que vibre, que muestre quiénes somos y para eso tiene que ir de la mano de lo  que nos mueve como negocio y estar comprometido con los valores de la empresa.

Y cuento esto porque se bien del poder que tienen los cambios, cuando se gestionan adecuadamente.

 

Yo se de cambios. Vivo del cambio

Mi trabajo consiste en hacer que ese cambio que vas a vivir como profesional o como empresa te sume, te haga crecer, te implique, te ponga frente a una nueva realidad y que estés preparad@ para llevarlo a cabo. En definitiva que sea una experiencia más que positiva. Y créeme, no es fácil.

 

Me  he pasado gran parte de mi carrera profesional previendo cambios, evaluándolos, viéndolos venir -a veces- y otras me han sorprendido, pillándome con el paso cambiado. He dirigido equipos, he hecho crecer empresas y también las he visto perderse por resistirse, por olvidar ser moldeables; he procesado todo tipo de transformaciones –vitales y digitales; ya sabéis que pienso que la una sin la otra no tienen sentido- , y al final lo que importa, lo que permanece, lo que se queda de todo eso es que lo hayamos sabido asumir, que hayamos aprendido, que haya valido la pena y salgas reforzado.

 

¿ Estás preparad@?

 

No Comments

Post a Comment